background

Un grupo de turoperadores conocen la apuesta por el agroturismo en Fuerteventura

Visitaron la finca Verdeaurora donde conocieron el proceso que se lleva a cabo para producir aceite de oliva

La isla quiere convertir el agroturismo como un complemento al sol y playa

Un grupo de delegados de turoperadores presenciaron este fin de semana cómo es el proceso de recogida de aceitunas de los olivos que más tarde se convierte en aceite tras su paso por la almazara. El objetivo es que conozcan una Fuerteventura más allá del sol y la playa.

El otro de los objetivos es conocer cómo funciona una finca ecoturística en la isla, donde hay varios ejemplos como Agua de Bueyes, Tiscamanita, La Oliva o Tenicosquey. Además, estas visitas persiguen dar a conocer los productos que en ellas se venden para que más tarde recomienden su compra a sus clientes.

Por ello, la finca Verdeaurora, ubicada en Tenicosquey, abrió sus puertas para recibir a los delegados en la isla de los turoperadores Alltours, Itaka, FTI, Thalasso nº 1 y Alpharooms. Todos ellos suman un millón cien mil turistas enviados al año a Fuerteventura.

A través de las explicaciones de la familia Mesa Méndez, propietarios de Verdeaurora, conocieron la historia de la finca y el proceso de elaboración del aceite desde que se recoge en los olivos hasta su traslado a la almazara. Verdeaurora tiene ahora mismo una plantación de 600 olivos.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales subrayó que “más allá del sol, la playa y el clima la gente tiene en el interior el agroturismo y que los turoperadores visiten estas fincas y vayan conociendo y valorando productos como el aceite, ya premiado a nivel nacional, suponen algo muy interesante”.

Verdeaurora ha conseguido el sello 100 por cien ecológico para sus productos de aloe y aceite de oliva. Se adjuntan fotografías, recursos y total al presidente del Cabildo Marcial Morales.